¿Cómo era el organigrama mi empresa anterior? Pues un poco como en todas. Yo he llegado a soñar que el director comercial era el Papa y el resto de jefaturas y direcciones éramos sacerdotes que manteníamos el sistema para su esplendor con la esperanza de alcanzar también algún día el bonus maximus como él. Y el director general era Dios, alguien le había oído una vez y todos aceptaban su existencia