Creo que los candidatos apreciamos los procesos de selección serios, igualitarios, respetuosos y profesionalmente planteados. Esta semana participé en uno. Podrían haber llamado a algún amiguete para este puesto y no lo hicieron. La imagen de la empresa empieza por aquí. Se lo dije al entrevistador.